.

.

domingo, 10 de marzo de 2019

EL MMT SEGUROS SE LO CREE ANTE UNO DE LOS FAVORITOS

El equipo pistacho logra una convincente victoria ante uno de los candidatos al ascenso tras un gran partido.


MMT Seguros Zamora 28 (14) - Vestas BM Alarcos Ciudad Real 25 (11).
MMT Seguros Zamora: Barrientos (p), Ceballos (5), Abalos (1), Fer, Octavio (6), Petter, Posado (p), Iñaki, Guille, Ramiro (4), Jaime (2), Dalmau (4), Adrian (5), Cubillas, Magariño y Raul (1).
Vestas BM Alarcos Ciudad Real: Roberto (p) (1), Beret (7), Gomez (1), Lumbreras (1), Almansa (1), Diaz (2), De la Cruz (p), Serrano, Revuelta, Candeleda (1), Carlos, Negrete (4), James (1), Mora, Inestrosa (5) y Curtis (1).
Árbitros: Tania Rodriguez y Lorena Garcia.
Parciales cada cinco minutos:
2-3, 4-6, 5-8, 8-9, 11-9 y 14-11.
17-12, 20-15, 22-17, 24-18, 27-22 y 28-25.

No hizo falta que pasase mucho tiempo de la segunda parte para comprobar que la ventaja del MMT iba a ser difícil de remontar para Alarcos. Los zamoranos apretaron todavía más en defensa y Barrientos daba la réplica a los grandes porteros del equipo manchego que también se lucían.
Octavio Magadán dirigía a la perfección el juego del BM Zamora, y Marc Abalos ponía el 17-12 que obligaba al técnico manchego, Javier Márquez, a pedir un tiempo muerto que tuvo como fruto dos goles seguidos del conjunto visitante que parecía no creerse todavía que podía perder el partido del Angel Nieto.
El portero del MMT pedía jugar con cabeza a sus compañeros y ellos le hacían caso, todo lo contrario de los manchegos que ya no tenían las ideas claras en ataque y Beret ya no era tan eficaz como en la primera parte.
Así los zamoranos se acostumbraron a mantener ventajas de cinco goles y hasta en canterano Maide se sumaba al festival goleador. Prueba de la opacidad en ataque del Alarcos y del esfuerzo defensivo del Zamora era que la mayoría de los goles de los visitantes llegaban de penalti.
Y así, ante la incredulidad del público zamorano, se alcanzaba el minuto 22 con un rotundo 27-21 con una afición zamorana que se sentía, como siempre, protagonista de una victoria que cabría calificar como épica dadas las circunstancias que vive el MMT esta temporada.
El MMT comenzó entonces a acusar la presión de ver cerca la victoria ante uno de los grandes de la liga, un problema que, por otra parte, suele planteársele demasiado a menudo. El fantasma de la remontada in extremis del Alarcos comenzó a sobrevolar el Municipal Zamorano.
Los nervios comenzaron a aflorar y dos penaltis seguidos de Ángel Rodríguez sembraron el pánico en el Pabellón Ángel Nieto con 27-25 en el marcador y solo tres minutos por delante.
La pareja arbitral que formaron ayer Tania Rodríguez y Lorena García avivaba el fuego que reinaba ya en el ambiente pitando unos pasos a Octavio, pero Barrientos firmaba la parada de la noche que frenó la remontada manchega. Además Octavio se la jugaba ya dentro del último minuto para establecer el 28-25 definitivo que cerraba un triunfo memorable y que puede resultar decisivo para que el equipo pistacho se consolide en los puestos de play off, algo que lleva buscando desde el comienzo de la Liga.
El partido sirvió para que el MMT Seguros sea consciente de que tiene capacidad para ganar este año a cualquier rival, y prueba de ello es el gran nivel que tiene en su plantilla el Alarcos Ciudad Real, heredero de aquellas grandes plantillas que triunfaron en Europa desde Ciudad Real.
Además, al día siguiente del Día de la Mujer, el encuentro fue dirigido por dos féminas que lucieron sus gomas del pelo de color morado. Pero lo más destacable de este nuevo encuento fue el gran apollo de la afición, si no en cantidad, si en intensidad.
Foto y crónica en La Opinión El Correo de Zamora

No hay comentarios:

Publicar un comentario