.

.

domingo, 25 de noviembre de 2018

EL ÍMPETU DEL MMT SEGUROS PONE FRENO AL LIDER

Reparto de puntos en un Ángel Nieto que disfrutó con un duelo igualado, con opciones para los dos equipos en el último minuto.

Foto de La Opinión El Correo de Zamora
MMT Seguros Zamora 27 (13) - Barça B Lassa 27 (14)
MMT Seguros Zamora: Barrientos (p) (1), Ceballos (5), Abalos (2), Fernando, Octavio (6), Petter (2), Posado (p), Iñaki (2), Guille (2), Ramiro (2), Jaime (1), Dalmau (1), Adrian, Cubillas (1) y Raul (2).
Barça B Lassa: Jorge (p), Roca, Buzle (2), Adria Leon (1), Knorr (5), Oliveras (7), Bodor, Diocou (3), Ramon, Rosell (2), Calle, Vaillo, Forns, Klein (4), Estepa y Pascual (3).
Árbitros: Josu Ansoleaga y Aitor Izquierdo.
Parciales cada cinco minutos: 2-3, 4-7, 6-9, 12-13 y 13-14.
15-15, 18-19, 19-21, 21-22, 25-24 y 27-27.
Contra viento y marea, a pesar de todos los obstáculos, el MMT Seguros sacó un punto (27-27) frente a un FC Barcelona B que llegaba líder al Ángel Nieto y vio frenada su gran racha de resultados en un duelo jugado de poder a poder que bien pudo caer de cualquier lado.
El cuadro de Viriato no empezó bien su duelo frente al plantel blaugrana, cuyos lanzamientos exteriores suponían una fuente inagotable de goles. Y así, a pesar de abrir el marcador con un gol de Ramiro, los pistacho cedieron pronto la iniciativa al filial del mejor equipo español.
El líder, además, dispuso en el Ángel Nieto una defensa muy rocosa que a los locales les costaba superar. Apenas anotó el MMT Seguros en los primeros compases, siendo su mayor vía para ver puerta los lanzamientos desde los siete metros de Ceballos. (4-7, m. 10). Ni la llegada de la primera exclusión blaugrana pudo alterar el guion del envite, principalmente porque poco después fue Abalós quien se fue al banco dos minutos. La situación, claramente compleja, forzaba a Leo Álvarez a pedir un tiempo muerto en busca de respuestas. Y ese, fue, precisamente, el área en el que brilló el conjunto pistacho. Siempre halló soluciones a sus problemas.
Regresó a pista el MMT Seguros con Posado tomando el relevo de Barrientos bajo palos y, elmeta zamorano puso la primera piedra hacia la remontada. El cancerbero aprovechó su oportunidad para brillar con luz propia y detener de forma contínua las acometidas del FC Barcelona B. Sus numerosas intervenciones permitieron a los de Leo Álvarez ir reduciendo distancias, lentamente, y teniendo que lidiar con otros obstáculos como un golpe que se llevó Fernando en la mano. Eso sí, cuando llegó el tramo final del primer acto, las primeras dianas de Octavio ponían el empate en bandeja (11-12, m. 21).
Los minutos previos al descanso fueron vibrantes. Máxima igualdad con Posado dando réplica a las intervenciones del meta visitante para delirio del público.
Pudo el FC Barcelona B abrir brecha en el marcador con la exclusión de Ramiro, a la que se sumó de forma inoportuna un golpe en la cara a Dalmau (estando fuera de pista un buen rato para volver con una aparatosa cura). Sin embargo, para entonces el MMT Seguros estaba crecido y Ceballos, con otro acierto desde los siete metros, ponía el 13-13 en el marcador a 30 segundos del descanso. Tiempo que el filial blaugrana aprovechó para irse con un gol de renta a vestuarios.
A velocidad de vértigo arrancó la segunda parte con ambos equipos enlazando sin éxito ataques rápidos durante los dos primeros minutos hasta que Jaime, de vaselina, anotaba el 14-14. Un gol al que siguió la polémica descalificación de Adrián Prieto en un lance que, a simple vista, no mereció tal castigo. Aún así, el MMT Seguros no le perdía el pulso al partido. Con casta hizo frente también a las decisiones más controvertidas de los árbitros, un ímpetu reflejado en los goles de Raúl o Dalmau, que llevaron a los zamoranos a ponerse por delante (18-17, m. 29). Otra alegría que, como las anteriores, duró poco pues el bloque visitante fue capaz de aprovechar los siguientes fallos pistacho para firmar un parcial de 0-4 con el que los de Leo Álvarez volvían a estar contra las cuerdas.
Con tres goles de desventaja y 18 minutos por delante, el MMT Seguros no perdió la calma. Álvarez siguió rotando su banquillo buscando mantener un alto desempeño de los suyos sobre la pista. Regresó Barrientos, Petter tomó plaza en el poste y los extremos también alternaron. Y la estrategia parecía tener resultados pero, como ocurriera en el primer acto, cada oportunidad para igualar la contienda se desvanecía por el acierto del meta rival o los fallos propios. Incluso la madera estaba en contra de la formación pistacho, como en un siete metros de Octavio que repelió el larguero. Obstáculos y más obstáculos en un duelo disputado de poder a poder que llegaba empatado a los últimos diez minutos tras un gol increíble de campo a campo del meta Barrientos (22-22, m. 50).
El tramo decisivo del encuentro mantuvo la pauta establecida durante el resto del choque. Igualdad máxima, tensión y jugadas convertidas en aciertos o errores por mínimos detalles. Petter, desde los siete metros, adelantó a los zamoranos y Ceballos, cuando restaban cuatro minutos, conseguía el 26-24 que ponía la máxima para los locales en el duelo. Sin embargo, la renta no creció en los siguientes ataques y acabó por hacerse corta en la recta final del choque.
En los últimos tres minutos, apareció el meta visitante para salvar con más de una parada milagrosa a los suyos y permitir que, en ataque, sus compañeros acabaran por establecer un inquietante 27-27 a veinte segundos del final con bola para los pistacho. Álvarez trató de aprovecharlo con un tiempo muerto para preparar la última jugada, pero esta no terminó bien y, de no ser por un rápido repliegue, el líder pudo haber dejado sin recompensa la fe de un MMT Seguros que sumó contra la adversidad.
Crónica de La Opinión El Correo de Zamora

No hay comentarios:

Publicar un comentario