.

.

lunes, 14 de mayo de 2018

LA TRISTEZA SE PROLONGA

El MMT Seguros fue incapaz de dejar aparcado su descenso en Guadalajara donde cayó derrotado con claridad ante un conjunto local con más gol.


Quabit Guadalajara 30 (15) - MMT Seguros Zamora 21(10)
Quabit Guadalajara: Parra (3), Mellado (1), Candido (3), Marquez (6), Montoya (5), Vidal, Sanz (2), Vigo (2), Bozalongo, Eceolaza (p), Sanchez-Migallon (1), Moya (4), Rubio (3), Sedano, Valles y Hombrados (p).
MMT Seguros Zamora: Ceballos (2), Abalos, Fernando, Iriarte, Peli (2), Octavio (3), Jortos (3), Calle (p), Posado (p), Iñaki (1), Sandin, Guille (3), Mouriño (6), Jaime y Cangiani (1).
Árbitros: Andres Peñaranda y Jose Antonio Yagüe
Parciales cada cinco minutos:
1-2, 5-3, 8-5, 11-6, 13-7, 15-10.
18-12, 19-12, 21-15, 23-18, 27-19 y 30-21.

No pudo quitarse el mal sabor de boca del descenso con una victoria en Guadalajara el MMT Seguros Zamora, que en su primer enfrentamiento tras consumarse su vuelta a la División de Honor Plata cayó derrotado de forma muy clara en feudo de un BM Guadalajara que se despedía ante su afición después de una temporada algo irregular con una primera vuelta muy buena y otra segunda más discreta.
El equipo de Eduardo García Valiente apenas si consiguió jugar a favor de marcador durante los cinco primeros minutos porque después y muy rápido, fue presa fácil de un conjunto alcarreño que había preparado una bonita fiesta a su afición y no quería estropearla con un mal resultado.
El duelo comenzó a ritmo festivo y algo relajado, con la grada del Multiusos de Guadalajara muy colorida y animosa en un día en el que las peñas y charangas alcarreñas eran protagonistas de una bonita fiesta del balonmano con actividades previas en el exterior del pabellón a una jornada de Liga ASOBAL que se celebró este sábado a las cinco de la tarde en horario unificado la penúltima jornada del campeonato.
Bajo ese buen ambiente en el inicio del choque los zamoranos encontraron muchas facilidades para colarse entre una despistada zaga local y anotar desde cerca llevando la iniciativa en el marcador durante los primeros siete minutos, 2-3 con un Mouriño letal. Sin embargo y de la mano de un Javi García imparable tanto en el uno para uno como en el dos para dos, más una sobresaliente actuación de Hombrados bajo palos, el BM Guadalajara se apuntaría la primera y única remontada del enfrentamiento con un parcial de 4-0 que suponía una primera diferencia reseñable, 6-3 superado el minuto diez.
Consiguió entonces el cuadro pistacho dirigido por el salmantino García Valiente elaborar mejor en ataque, con mayor paciencia hasta rebajar el alto porcentaje de paradas de Hombrados, pero en defensa el equipo no cerraba como es debido y no tardó en verse una máxima de cuatro tantos, 9-5 pasado superado el ecuador.
Ladiferencia se incementó incluso más poco después, con el 12-6 en el minuto veinte tras un siete metros zamorano a la madera y sin que hubiera apenas aportación de la portería.
Otro siete metros pero esta vez acertado y una primera parada de un Posado que al poco tendría un bonito duelo de tú a tú contra Hombrados parecieron recuperar el ánimo de los zamoranos, incluso jugando en inferioridad en ese tramo, pero los alcarreños exhibían mayores recursos y cualquier error o jugada afortunada suponía un duro golpe para los visitantes, máxima con el 14-7 a falta de menos de cinco. De ahí al tiempo de descanso el panorama apenas varió pero al menos reaparecieron los dos mejores atacantes del MMT Seguros Zamora en la primera, Guillermo García y Mouriño, y la distancia se redujo un poco. Al receso, 15-10.
No reiniciaron bien el juego los de García Valiente pues cometieron diversos errores graves en ataque, incluso en la circulación de pelota, y además no supieron taponar los cañonazos del rival, 18-10 en apenas tres minutos de la segunda parte. Una vez más Mouriño frenó la mala racha y en los minutos siguientes Posado siguió mostrando un muy buen nivel bajo palos, también detuvo un siete metros, pero los zamoranos no eran superiores ni dominaban y el encuentro se direccionó al camino de la pausa y la tranquilidad. Ahora el BM Guadalajara jugaba relajado, siempre largo y con la mirada puesta en el cronómetro del Multiusos, que durante más de cinco minutos corrió veloz registrando un solo gol, 19-12 en el minuto diez del segundo periodo.
Con todo decidido el duelo se destensó casi por completo y perdió mucho en cuanto a emoción más allá de que los visitantes volvieran a limar la distancia merced a una buena racha, 20-15 al cuarto de hora. El juego prosiguió calmado aunque con momentos de explosividad gracias a las numerosas libertades que se tomaban unos y otros. Así en estos minutos hasta se vio algún tanto zamorano a la carrera tras contragolpe, algo que el BM Guadalajara no había concedido con anterioridad, pero la ventaja de los alcarreños se mantuvo siempre invariable sin que en ningún momento nadie pensara en una posible reacción visitante, 24-18 en el veinte. De ahí a la conclusión nada cambió pero al final los alcarreños estarían más acertados de cara a puerta y cerrarían el encuentro con un resultado que dejaba una nueva máxima, 30-21.
Crónica y foto de La Opinión El Correo de Zamora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario