.

.

martes, 7 de junio de 2016

SE CAYÓ CON HONOR

Este equipo es muy grande, hasta en la derrota.

Foto cedida por zamora24horas.com                                                                                                  

Bidasoa Irun 25 (12) - MMT Seguros BM Zamora 21 (11).
Bidasoa Irun: Dejanovic (p), Cavero, Cristian (3), Crowley (2), Beltza, Portero, Didac (2), Kauldi (6), Zubiria (p), Muiña (5), Brezbradica, Mouriño, Davidovic (4), Azkue (3), Rincon e Iñaki.
MMT Seguros BM Zamora: Javi Grande (p), Ceballos, Marc Abalos (1), Fernando, Reyes (4), Peli (2), Jortos (3), Andres Alonso (2), Iñaki, Guille (1), Calos Prieto, Molina (6), Luisin, Rodri Del Val (2), Leo Maciel (p) y Sandin.
Árbitros: Jesus Alvarez y Jose Carlos Friera.
Parciales cada cinco minutos:
2-2, 4-4, 7-4, 9-7, 11-7, 12-11.
13-11, 13-13, 13-13, 17-15, 21-18, 25-21.

El MMT Seguros se ha quedado a las puertas de la Liga Asobal tras perder en el tramo final ante el Bidasoa Irún. Los pistacho realizaron un esfuerzo enorme para competir ante un rival de altura y frente a un público que convirtió Artaleku en una caldera.
Las lágrimas inundaron los rostros de los jugadores del MMT Seguros tras ver cómo su entrega y su capacidad para competir sin descanso se quedaban sin premio. Los pistacho seguirán un año más en la División de Honor Plata tras perder frente al Bidasoa Irún (25-21) en un encuentro que sólo se decidió en los compases finales. Lejos de ser una víctima propicia, el conjunto zamorano mostró las agallas que le llevaron al escenario de la final y contó con opciones reales de alcanzar la Liga Asobal. No pudo ser.
Los hombres de Eduardo García Valiente se vaciaron como pidió Jortos. Casi hasta salir en camilla. Exhaustos, los zamoranos miraron de frente al Bidasoa Irún hasta que ya no quedó más remedio que dar la mano y reconocer la derrota. El propio capitán acabó, como casi todos, al límite de sus fuerzas, Rodri, Peli o Ceballos terminaron cojeando; todos entregaron lo que les permitió su cuerpo antes de salir con la cabeza alta y ovacionados de Artaleku.
Desde el principio hasta el final, el MMT Seguros demostró que el factor ambiental no iba a hacer mella en su fortaleza mental. Bidasoa Irún quiso empezar como un ciclón, a morder, pero el MMT Seguros le contuvo con buenas defensas y acciones rápidas que le dieron las primeras ventajas. Tuvo que ser a través del lanzamiento exterior y mediante alguna circulación fluida hacia el extremo en superioridad cuando los vascos tomaran las primeras ventajas interesantes (7-4).
A partir de ahí llegaron los peores momentos de los zamoranos, que se enredaron en la tela de araña de la defensa irundarra y vieron cómo la situación llegaba a un punto cercano al límite (12-7). La reacción llegó desde el banquillo, de la mano de Guille, que entró como avanzado y descuadró los planes de un Bidasoa Irún que ya se veía con la directa hacia Asobal. Los pistacho se encorajinaron, robaron balones, acertaron con la portería rival y equilibraron el choque al descanso (12-11).
A la vuelta de vestuarios, Bidasoa reaccionó y volvió a encontrar goles desde el exterior y en acciones brillantes de pase al pivote. Pero para entonces el MMT Seguros ya estaba enganchado al partido. Dos acciones de Jortos, implacable mientras le duraron las fuerzas llevaron el empate al marcador e hicieron soñar a los visitantes cuando la final entraba en el último cuarto de hora.
En este punto, una exclusión de Jortos y otra de Reyes penalizaron a los zamoranos, que volvieron a verse tres abajo y que tuvieron en frente a un contrario muy sólido en la defensa de esa ventaja. Las paradas de Dejanovic, que tuvo un gran rival en Leo Maciel bajo palos, fueron minando las opciones de los hombres de García Valiente, que jugaban contrarreloj y contra su propio físico.
A falta de tres minutos, Odriozola encontró dos huecos en la defensa ya arriesgada del MMT Seguros y abrió la brecha hasta los cinco goles. Ahí murió el partido. El conjunto pistacho siguió corriendo y apretando, pero Artaleku ya sabía que su equipo lo tenía en la mano. Y no lo soltó. El Bidasoa Irún es equipo de Asobal; el Balonmano Zamora tendrá que seguir intentándolo. Lo hará. Como hoy. Como siempre.
Cronica de Manuel Herrera en zamora24horas.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario