.

.

martes, 7 de junio de 2016

PARTIDAZO DE SEMIFINAL ANTE PALMA DEL RÍO

Nunca caminareis solos.

Foto cedida por zamora24horas.com                                                                                                   

Zumosol ARS Palma del Río 17 (10) - MMT Seguros BM Zamora 22 (10).
Zumosol ARS Palma del Río: Manu Lopez (p), Del Castillo (1), Da Silva (5), Seabra, Caro (1), Roque, Morales (5), Costa (p), Consuegra (2), Requena (1), Moreno, Morgado y Casado (2).
MMT Seguros BM Zamora: Javi Grande (p), Ceballos (2), Marc Abalos (4), Fernando, Reyes (4), Peli, Jortos (5), Andres Alonso (1), Iñaki, Guille (1), Carlos Prieto, Molina (5), Luisin, Rodri Del Val, Leo Maciel (p) y Sandin.
Árbitros: Enric Escoda y Roland Sanchez
Parciales cada cinco minutos:
0-3, 2-4, 4-5, 5-8, 5-9, 10-10.
10-12, 11-13, 14-17, 14-17, 16-19, 17-21.
Extenuado hasta el límite, pero con la cabeza siempre fresca para seguir ejecutando el plan previsto, el MMT Seguros ha vuelto a añadir una historia que contar a quienes, cuando la época dorada pase, duden del coraje de este grupo. Los pistacho están en la final por ascender a Liga Asobal tras derrotar (17-22) a un rival que les exigió hasta el límite. Los guerreros de Eduardo García Valiente volvieron a demostrar que hace falta algo más que un puñado de bajas para darles por muertos y llevaron a Palma del Río al partido que les interesaba, al terreno donde los zamoranos esperaban para imponer su ley, la de la defensa dura y el ataque bien gestionado.
En un encuentro que García Valiente y Leo Álvarez habían preparado de forma más obsesiva que meticulosa, los zamoranos siempre supieron qué hacer y, ya desde el inicio, desnortaron a los andaluces, que no entraron bien al partido y lo pagaron caro. Con la defensa de los mejores días, el MMT Seguros homenajeó a Cassius Clay y esquivó y golpeó al mentón sin dejar ni un segundo de cortesía. El resultado fue un 0-4 de salida que dejó claro que la promesa de Jortos de competir hasta salir en camilla no era en balde.
A pesar de todo, Palma del Río se mostró siempre como un rival imponente. Los andaluces reaccionaron con orgullo y fueron limando la distancia, muy penalizados, eso sí, por la actuación de Maciel bajo palos. El argentino puso un muro en su portería, hizo dudar al lanzador y estuvo bien hasta para echarse un lado y permitir que su compatriota, Javier Grande, detuviera un lanzamiento de siete metros.
En esas, los zamoranos mandaban siempre por dos o tres goles de diferencia y, solo en el tramo final de la primera mitad, Palma del Río sembró la duda con un parcial de 0-3, dirigido por Casado, que envió el choque equilibrado al descanso (10-10).
Lejos de permitir que le temblara el pulso, el MMT Seguros volvió a castigar a su rival tras el paso por vestuarios. Los chilenos, Ceballos y Reyes, acompañados por Guille y Molina, sostuvieron a los pistacho en ataque mientras Jortos, Andrés y Marc convertían cada gol a favor en un bloque de hormigón sobre la confianza de Palma del Río. Los andaluces no renunciaron jamás, pero perdieron los nervios en algunas acciones y dejaron escapar oportunidades de suturar la brecha.
A medida que avanzaba el segundo tiempo, la cabeza fría de los zamoranos se iba imponiendo. Con uno, dos o tres goles de ventaja, el MMT Seguros siempre dio la sensación de saber qué hacer y, gracias al acierto de Jortos y Marc en el último tramo, pudo vivir un final de partido relativamente tranquilo. Poco a poco, la esperanza del Palma del Río se fue apagando y los rugidos de la grada pistacho dieron el aviso: El Balonmano Zamora está en la final y, este domingo, a partir de las cuatro de la tarde ante Bidasoa, buscará regresar a la élite.
Crónica de Manuel Herrera zamora24horas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario