.

.

sábado, 23 de enero de 2016

PARTIDAZO EN EL ÁNGEL NIETO

La pelea continua.


MMT Seguros BM Zamora 22 (10) - Zumosol ARS Palma del Río 21 (10).
MMT Seguros BM Zamora: Leo Maciel (p), Ceballos, Marc Abalos, Fernando, Javier Grande (p), Reyes (2), Peli (4), Octavio (9), Andres Alonso (1), Iñaki, Carlos Prieto, Molina (6), Luisin, Del Val y Sandin.
Zumosol ARS Palma del Río: Manu Lopez (p), Del Castillo (2), Tavares (4), Seabra, Roque, Morales (4), Costa (p), Consuegra, Requena (1), Moreno (1), Morgado y Casado (9).
Árbitros: Pedro Jose Amigo y Javier Espadas.
Parciales cada cinco minutos:
1-3, 3-4, 3-7, 7-7, 8-9, 10-10.
11-10, 14-13, 16-15, 17-17. 21-18, 22-21.
Gran partido el disputado en el Ángel Nieto, ante dos aspirantes al ascenso, igualado, duro y muy disputado, que acaba con la racha de los andaluces de trece victorias consecutivas.
El Ars Palma del Río comenzó mejor el encuentro, con un ataque rápido y lanzamientos comodos, y con una defensa dura y portería poderosa, se fueron en el marcador, lo que obligó a Eduardo Garcia Valiente a pedir el primer tiempo muerto en el minuto catorce, con 3 a 7 en el marcador. A partir de aquí los pistachos entraron en el partido, con la casta a la que nos acostumbran, y a falta de buen juego, aprovecharon su oportunidad para irse a vestuarios con 10 a 10 en el luminoso.
El segundo tiempo comenzó diferente, las primeras líneas zamoranas encontraban espacios y solo Manu Lopez evito que se abrieran brechas en el marcador, y las diferencias no pasaban de un gol, a favor de unos y otros, Entonces Leo Maciel, no solo equilibró, sino que superó la gran portería contraria, y permitió que a falta de cinco minutos los de Edu tomaran una diferencia de tres goles 21 a 18, que ya parecía definitiva, para la resolución del partido. Pero los andaluces, muy competitivos, no dieron por perdido el partido. Tras una exclusión de Alberto Molina se pusieron a un gol, y con bola para empatar el partido. Así el pabellón apretó, y llevó a los pistachos a defender esa renta de un gol, que le permitió ganar el partido por 22 a 21.
Tardaremos en olvidar lo vivido esta tarde en el Ángel Nieto. Cuando tanta gente empuja en la misma dirección...
Agradecer a jugadores, técnicos, auxiliares, médicos, mopas y sobre todo a los que nunca fallan: AFICIÓN. Y mención especial para los jugadores, que sin poder saltar al campo, empujaron hasta la extenuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario