.

.

lunes, 5 de abril de 2021

PASO IMPORTANTE PARA LA PERMANENCIA

 El Rutas del Vino remonta y vence en la pista del BM Lalín


Toni Sánchez lanza a portería.

BM LALÍN 26 (17): Villarroel, Gil (2), Loson, Bruno, López (2), Batán (4), Porto (4), Rubén (2), Pedreira (1), Dacosta (4), Iglesias, González, Álvarez (3), Pereira y Franco (3).
ZAMORA RUTAS DEL VINO 28 (14): Lautaro, Aravena (4), Fer, Sanchez (1), Cubillas (3), Jortos (8), Dela, Pérez (1), Magariño, Maide, Guille (5), Horcajada, González (1), Guarido, Sarasola (1) y Samudio (4).
Parciales: 3-0, 7-1, 10-4, 11-9, 13-12, 17-14 (descanso), 17-16, 18-17, 22-17, 24-20, 25-23, 26-28.
Árbitros: Gutiérrez Sobrino y Monjo Ortega.

El Zamora Rutas del Vino enlazó su segunda victoria en la lucha por la permanencia en División de Honor Plata al ganar por 26-28 un duelo realmente complicado ante BM Lalín. Una contienda en la que comenzó perdiendo por casi cinco goles de renta. Diferencia que también tuvo que remontar en la recta final de un envite con mucha alternancia en su dominio que se igualó por primera vez justo después del descanso, al que se llegó con 17-14 en el luminoso.
Los primeros minutos del encuentro estuvieron bajo el mando de un BM Lalín que, encabezado por Bruno, se puso rápidamente por delante ante un Zamora Rutas del Vino desacertado en labores ofensivas. Un mal arranque en ataque que se prolongó incluso con la primera y temprana superioridad numérica, fallando tanto lanzamientos desde media distancia como un siete metros (3-0, m. 4).
El frío inicio pistacho se prolongó durante los siguientes compases, aprovechando BM Lalín para atacar con paciencia el marco de Mendieta e ir incrementando poco a poco su renta. Una ventaja que amplió hasta el 5-0 antes de que Margareto pidiera un tiempo muerto obligatorio a los siete minutos de juego.
El receso sirvió para cortar la sequía zamorana, con un gol de Jortos en la siguiente jugada. Sin embargo, fue una acción puntual como quedó claro con los dos siguientes tantos de BM Lalín. Otro golpe a la moral pistacho que forzó a un cambio de jugadores en un Zamora Rutas del Vino con muchas pérdidas de balón innecesarias (8-2, m. 10).
La entrada de Guille dio un respiro al cuadro de Viriato pero BM Lalín no tenía gran problema en mantener su amplia ventaja en el tanteo. La alta defensa gallega siguió incomodando a los zamoranos, que tampoco se mostraron tan sólidos atrás como en otras ocasiones, perdiendo también fuelle al sufrir su primera exclusión del partido (10-5, m. 15).
Pese a todos los inconvenientes, el plantel de Margareto no perdió la cara al envite y trató de seguir recortando distancias a lo largo del primer acto en el que la dura defensa del BM Lalín encajó dos exclusiones consecutivas. Sanciones que aprovechó el Zamora Rutas del Vino para llegar a los minutos previos al descanso mucho más cerca de su rival en el luminoso (11-9, m. 20). Una recta final de la primera parte en la que ambos equipos intercambiaron goles y fallos para acabar fijando el tanteo en un 17-14 que ponía cuesta arriba el partido para un bloque zamorano que tuvo ocasión de igualar el partido en un par de ataques pero acabó pagando su falta de acierto y un cierto bajón defensivo en los segundos previos al pase por vestuarios.
Con las ideas mucho más claras tanto a la hora de encarar la meta rival como de defender la propia regresó el Zamora Rutas del Vino al encuentro durante la segunda mitad, consiguiendo ir poco a poco reduciendo la renta visitante hasta igualar el tanteo gracias tanto a un mayor acierto ofensivo como a la sequía de un BM Lalín que tardó hasta ocho minutos en anotar su primera tanto del segundo acto (17-17, m. 37).

Joaquín Aravena es frenado por un rival

El primer tanto gallego del segundo acto cortó de forma radical la racha pistacho, que en las siguientes jugadas volvió a caer en los errores del primer acto permitiendo a BM Lalín recuperar tanto la delantera en el marcador como el dominio del choque con un parcial de 3-0 en el que se benefició también de una exclusión (20-17, m. 41).
Tocaba volver a remar en el Zamora Rutas del Vino y Ricardo Margareto utilizaba un nuevo tiempo muerto para buscar la reacción en los suyos. Sin embargo, una exclusión provocada por las protestas del propio técnico permitió a BM Lalín defender con comodidad e incrementar su ventaja para encarar el tramo final del envite con muchas garantías (23-17, m. 45).
De nuevo con más de cinco goles en contra, el cuadro de Viriato asumió que tenía que correr ciertos riesgos si quería ganar el envite. Y así lo hizo, buscando meter más velocidad al juego, amparándose en las paradas de Mendieta y el brazo de Jortos para firmar un parcial de 3-0 con el que recortaba diferencias y volvía a meterse en el encuentro (23-20, m. 48).
Con el partido tremendamente igualado llegaron las acciones arbitrales más polémicas y un intercambio de goles que no ayudaron al Zamora Rutas del Vino a remontar antes de jugar los últimos diez minutos. Aun así, sin perder la compostura, los pistacho siguieron a lo suyo y forzaron el tiempo muerto local al situarse dos tantos por detrás de su rival (24-22, m. 51).
Era la hora de la verdad, un desenlace a cara de perro en el que demostrar la progresión que se había intuido en los zamoranos jornadas atrás. Dos buenas acciones dejaban el partido en un gol de distancia pero BM Lalín devolvía el golpe con los colegiados forzando acciones raudas de los visitantes con sus constantes avisos de pasivo. Una situación complicada que no impidió que el partido llegara a sus instantes finales con todo por decidir gracias a un cañonazo de Jortos (25-25, m. 56).
Podía pasar de todo y, pese a defender con bastante mejor criterio, teniendo también muy enchufado a Guille en la ofensiva, el Zamora Rutas del Vino sacó una falta en ataque y un gol clave para alcanzar el último minuto de partido por delante en el marcador y con un hombre más en pista. Una situación que obligó a BM Lalín a jugar con portero jugador los segundos decisivos y pedir tiempo muerto a falta de medio minuto para trazar una estrategia con la que impedir el triunfo pistacho. Un éxito que acabaron alcanzando los visitantes gracias a una defensa infranqueable y un posterior contragolpe sobre la bocina (26-28).
Crónica de Área 11 para La Opinión de Zamora

No hay comentarios:

Publicar un comentario