.

.

domingo, 30 de agosto de 2020

ZAMORA RUTAS DEL VINO SE ESTRENA CON DERROTA FRENTE A BASE OVIEDO (26-28)

Las bajas y la falta de rodaje se hicieron notar en el equipo, que no pudo con un Base Oviedo muy entonado y competitivo


El Balonmano Zamora volvía a jugar un partido después de meses de parón debido a la pandemia COVID-19. Un primer encuentro que ha llegado un poco más tarde de lo previsto debido a la cancelación del amistoso frente al ULE Ademar de León. El Ángel Nieto acogía el Rutas del Vino contra Base Oviedo, con presencia de público en las gradas, quienes tuvieron que pasar control de temperatura previo a la entrada al pabellón. 
Un renovado Balonmano Zamora-Rutas del Vino volvía a vestirse de corto para medirse a un rival, en el que ha sido el primer partido de preparación de cara a una temporada incierta. El equipo viriato contaba numerosas bajas por lo que no pudo mostrar una primera versión acorde con lo que se verá en los próximos partidos.
El choque comenzó con largas posesiones de los de Ricardo Margareto, quien se estrenaba como primer entrenador del equipo. El Base Oviedo se mostraba muy fuerte en defensa a pesar de las fechas en las que nos encontramos.
El ritmo de posesiones largas se veía reflejado en el marcador, en el que solo lucían cinco goles transcurridos más de seis minutos. Eso sí, las jugadas individuales también llegaban, especialmente en el minuto ocho cuando Ignacio Tomás López fintaba y amagaba para colarse entre la defensa ovetense. 
Con el paso de los minutos Oviedo se iba encontrando más cómodo sobre la cancha y el partido se igualaba en intensidad. A ambos equipos les costaba realizar las transiciones a medida que se acercaba el descanso, pero los zamoranos se iban creciendo y haciendo más fuertes en defensa. A falta de seis minutos para el tiempo de descanso Oviedo igualaba la contienda por primera vez tras un contragolpe.
Un descanso que llegaba con el Balonmano Zamora desgastado y por debajo en el marcador, con un resultado de 12-14 ya que el Oviedo supo manejar mejor los últimos compases. La reanudación supuso un aumento de intensidad en ambos equipos y, a pesar de ser un amistoso, los jugadores chocaban con fuerza para defender su portería. 
En este sentido el público entraba en calor al determinar que las decisiones arbitrales no eran equitativas ante los choques de los jugadores de cada equipo. El primer cuarto de hora, el Balonmano Zamora pudo sacar una versión que le permitió empatar, pero el cansancio mermaba a los de Margareto, que se estrellaban contra el muro ovetense. 
A pesar del desgaste físico, algo común en estas fechas y tratándose del primer partido, el Rutas del Vino se mantuvo pegado en el marcador a Base Oviedo, que no desaprovechó su ventaja y pudo administrar la renta de dos goles. Finalmente, sonaba la bocina indicando el término de un partido con el marcador de 26-28.

(Crónica e imagen del digital Zamora News)

No hay comentarios:

Publicar un comentario