.

.

jueves, 24 de octubre de 2019

FIESTA PISTACHO PARA ACCEDER A TERCERA RONDA

El Zamora Rutas del Vino vence con claridad a un limitado Puerto Sagunto con la mente lejos de la Copa del Rey.


BM Zamora Rutas del Vino 34 (16) - Fertiberia Puerto Sagunto 24 (11).
BM Zamora Rutas del Vino: Barrientos (p), Marcos Paez, David Gallego (3), Fernando (1), Cubillas (1), Jortos (4), Ignasi (p), Magariño (4), Iñaki (1), Guille (2), Luis (1), Jaime Gonzalez (7), Dalmau (7), Sarasola (3), Guarido (p) y Jaime Gallego.
Fertiberia Puerto Sagunto: Spiljak, Mirallave (2), Querin (3), Bruixola (p), Bergantiño (5), Adrian (p), Corzo, Alegre (3), Dija (4), Tello (4), Lopez (1) y Manero (2).
Árbitros: Jorge y Jesus Escudero Santiuste.
Parciales cada cinco minutos:
1-1, 5-3, 9-5, 11-8, 13-11 y 16-11.
20-13, 24-14, 27-15, 30-18, 33-21 y 34-24.
Ganó el que más lo quiso. Así de fácil se puede resumir la gran victoria lograda ayer por el Zamora Rutas del Vino ante Puerto Sagunto para clasificarse a tercera ronda de la Copa del Rey. Un triunfo basado en la defensa y la intensidad en una batalla entre dos equipos con muchas bajas y otras prioridades.
Cabe preguntarse por qué Puerto Sagunto no admitió la petición zamorana de retrasar la contienda debido a las numerosas ausencias en los de Viriato. Principalmente porque, para sorpresa de muchos, los valencianos acudieron con únicamente diez hombres en el Ángel Nieto. La única respuesta posible es que los visitantes iban a luchar por la Copa sin buscar desgastarse, pensando en centrar sus esfuerzos este año en aferrarse a una Liga Asobal en la que no han ganado ninguno de los siete partidos que han disputado hasta el momento.
Poco tardó en venirse abajo el recuerdo de aquel equipo sin fisuras que apeó al Zamora Rutas del Vino de la última fase de ascenso. Apenas quince minutos bastaron para ver que los visitantes, pese a su tremenda calidad, eran un contendiente asequible. Arrancó con mucho brío el bloque local, especialmente firme en defensa donde robó muchos balones para buscar correr y distanciarse pronto. No logró hacerlo pues, en los primeros intentos por anotar, Bruixola se mostró inconmensurable. Incluso tocó el 1-0 obra de Sarasola.
Durante los diez primeros minutos se vio que el cuadro zamorano se tomaba más en serio el envite. Puerto Sagunto apostaba por el lanzamiento lejano con Dija y Spijak como amenazas mientras que el cuadro local tenía en la circulación de balón y penetraciones su apuesta ofensiva. Dos estrategias diferentes que dieron lugar a un intercambio de goles con el Zamora Rutas del Vino llevando la iniciativa (5-3).
El partido se rompió en favor de los pistacho cuando Leo Álvarez dio entrada a la segunda unidad. Ahí, sin cambios para equilibrar la intensidad zamorana, Pueto Sagunto empezó a perder comba. Admella empezaba a lucirse y Jaime, con dos tantos forzaba el primer tiempo muerto visitante (8-5, m. 13) cuando se rondaba el cuarto de hora de envite.
No alteró el parón la dinámica del choque. Dos goles, de Fer y Jortos, asentaban a un Zamora Rutas del Vino que encaminaba la recta final con cinco goles de diferencia.
El parcial positivo lo rompió Querim pero los locales seguían moviendo la bola con sentido y encontrando huecos en la zaga valenciana. Solo los trallazos de López ponían sazón al monólogo de un Zamora Rutas del Vino que en la recta final amagó con desfallecer. Cosa que observó a tiempo Leo Álvarez para pedir un tiempo muerto tras el cual, con un parcial de 4-1, los de Viriato terminarían de abrir brecha (16-11).
Restaba por ver si Puerto Sagunto encontraría reacción en el paso por vestuarios y, en apenas cinco minutos, quedó claro que no iba a ser así. Dos goles de Dalmau y dos paradas de Admella daban comienzo a un parcial pistacho que curiosamente se vio frenado por la única superioridad numérica del partido. Dija trató de tirar de los visitantes pero Admella dio un festival bajo palos y, en un abrir y cerrar de ojos, la diferencia pasaba a ser de dos dígitos. Y es que, sin Bruixola en pista, la meta valenciana era un coladero (24-13).
Los aficionados zamoranos no daban crédito pero quedaba por ver lo mejor. Puerto Sagunto medio lucía su orgullo en jugadas sueltas pero eran los locales quienes mostraban actitud a raudales en pista. Principalmente los canteranos, que con el marcador a favor gozaron de un buen puñado de minutos en pista. Tiempo que Maga, David Gallego y Guarido aprovecharon, liderando (con apoyo de los habituales) el equipo en los siguientes minutos (27-15, m. 45).
Sin ceder un ápice, el Zamora Rutas del Vino mantuvo su rendimiento hasta el tramo final. Un desenlace en le que un doblete de Camacho fue lo más destacado por parte del conjunto Asobal y el debut de Marcos Paez como central el remate a un partido que acabó por convertirse en una inesperada fiesta. Con 33-21 a falta de cinco minutos, la afición zamorana vivió el partido más plácido de los últimos tiemposCrónica de Carlos Toyos en La Opinión El Correo de Zamora

No hay comentarios:

Publicar un comentario