.

.

domingo, 29 de septiembre de 2019

BM ZAMORA RUTAS DEL VINO, ADELANTE EN LA COPA

El equipo pistacho realiza un gran partido en Málaga y se medirá en segunda ronda a un equipo de Asobal.


Ciudad de Malaga 23 (8) - BM Zamora Rutas del Vino 28 (13)
Ciudad de Malaga: Zhukov, Quero (1), Fernandez, Quintana (1), Alarcon (p), Cabello (4), Muñoz (3), Palomeque (3), Oliva (p), Armada (6), Portela, Artes, Agustin Vidal, Rudovic (1), Cazorla, Castro y Moledo (4).
BM Zamora Rutas del Vino: Fernando, Cubillas (6), Jortos (4), Magariño (1), Raul (3), Posado (p), Iñaki (1), Guille (1), Ramiro (2), Gaston (1), Jaime Gonzalez (3), Dalmau (2), Sarasola (2), Guarido (p) y Jaime Gallego (2).
Árbitros:Antonio Javier Garcia y Jose Antonio Huertas.
Parciales cada cinco minutos:
1-2, 3-5, 5-5, 7-7, 8-9 y 8-13.
10-14, 13-18, 15-22, 19-24, 21-26 y 23-28.

El BM Zamora Rutas del Vino se impuso sin demasiados apuros al Ciudad de Málaga en el encuentro correspondiente a la primera ronda de la Copa del Rey, a partido único, que dejó fuera de la competición al conjunto malacitano, y se medirá en el Ángel Nieto a un conjunto de Asobal en la siguiente ronda.
Los de Leo Álvarez demostraron su superioridad sobre todo, en una segunda mitad en la que tomaron distancias con su rival. Los primeros minutos fueron igualados y el "toma y daca" fue una constante en un escenario, el Pabellón José Luis Pérez Canca, que albergó cerca de 600 espectadores.
Todos ellos fueron testigos del tanto inicial de Sarasola, el que inauguró el tanteador. Respondieron los de Leo Alvarez, pero un doblete de Raúl Maide y otro tanto de Jaime Gallego sirvieron para poner tierra de por medio (3-5) a los diez minutos de partido. Sabedor de que clasificarse pasaba por imponerse a los zamoranos, el Ciudad de Málaga no se quedó de brazos cruzados y buscó meterse de lleno en la eliminatoria, consiguiendo voltear el marcador y situarse dos tantos arriba (7-5) superado el cuarto de hora.
Un parcial de 4-0 al que supo replicar, con buena nota, el conjunto pistacho. Entre Ramiro, Jorge Martín y Dalmau volvieron a comandar el partido (7-8) a poco menos de nueve minutos de llegar al final de la primera mitad.
Los últimos cinco minutos lesirvieron al BM Zamora para poner tierra de por medio y alcanzar el descanso con un cómodo colchón. Su eficacia en los metros finales aumentó, así como su intensidad defensiva, para secar un oponente que, en un visto y no visto, se vio cinco goles por debajo en el electrónico (8-13). Buena culpa de la ventaja zamorana la tuvo un Pablo Cubillas que terminó como el máximo realizador de su equipo y que en los últimos minutos previos al descanso insufló al BM Zamora de una buena dosis de confianza con tres lanzamientos en los que nada pudo hacer el meta del cuadro malagueño.
Daba la sensación, cuando los jugadores enfilaban el camino hacia los vestuarios, de que, a nada que los de Leo Álvarez apretaran el acelerador, se llevarían el billete a la siguiente ronda. Una sospecha que se confirmó más tarde. Dos dianas seguidas del Ciudad de Málaga apretaron la contienda (10-13) tras la reanudación, pero fue un espejismo. Cubillas, de nuevo, y Sarasola, echaban por tierra las esperanzas malacitanas, que no encontraban la manera de frenar las embestidas visitantes.
La preocupación de Curro Lucena le obligó a pedir tiempo muerto tras un nuevo rosario de goles zamoranos que dejaban el marcador en un rotundo 14-22 a falta de más de un cuarto de hora para el epílogo. Los intentos de volverse a meter en el partido por parte malagueña fueron en balde. El Zamora tenía totalmente controlado el juego y apenas ofrecía brechas por las que dejar asomar a su adversario, que terminó recortando distancias sin que peligrara la victoria visitante, que terminó imponiéndose con toda justicia por 23 a 28.
Además de Pablo Cubillas (6), brillaron en la faceta ofensiva Jortos (4), Jaime González y Raúl Maide (3). Una gran actuación coral que finalmente obtuvo su merecido premio con el triunfo y la clasificación para la siguiente ronda copera. En ella, y con el Pabellón Ángel Nieto como testigo, espera un rival de Asobal.
El Handbol Bordils protagonizó la gran sorpresa de la primera eliminatoria de la Copa del Rey de balonmano, reservada a equipos de la División de Honor Plata y disputada a partido único, tras vencer al Barça B, el líder de la segunda categoría del balonmano español, por 32-31. El filial azulgrana, que se impuso por 32-29 al Bordils en la última jornada liguera, no pudo repetir la victoria en el Pavelló Blanc i Verd de Bordils, tras caer por 32-31 ante el conjunto gerundense en un choque en el que los locales llegaron a vencer hasta por seis goles (12-6) en la primera parte.
Desventaja que no amilanó al Barça B que poco a poco fue recortando la diferencia hasta situarse a tan sólo un tanto (31-30) a menos de un minuto para la conclusión. Pero un gol de Gerard Farrarons, que puso el 32-30 a falta de veintiséis segundos para el final del encuentro, acabó con cualquier opción del filial barcelonista que se despide de la competición.
Crónica de Area 11 en La Opinión El Correo de Zamora

No hay comentarios:

Publicar un comentario