.

.

domingo, 24 de febrero de 2019

UN MAL ATAQUE CONDENA AL MMT SEGUROS

Los zamoranos se dejan ir en la segunda parte y caen derrotados ante un rival directo en la lucha por el play-off.


ARS Naranjas Palma del Rio 32 (13) - MMT Seguros Zamora 22 (11).
ARS Naranjas Palma del Rio: Ignasi (p), Del Castillo (2), Alberto (3), Raul Morales (3), Lopez, Jesus Morales (13), Villegas (3), Santos (p), Antunez, Krook (1), Povedano (1), Brito, Morgado (3), Reyes (3) y Adrian.
MMT Seguros Zamora: Barrientos (p), Ceballos (1), Abalos (1), Fernando, Octavio (3), Petter (1), Posado (p), Iñaki (2), Guille (4), Ramiro (4), Jaime, Dalmau (2), Adrian (2), Cubillas, Magariño y Raul (2).
Árbitros: Alberto Garcia y Pedro Erias.
Parciales cada cinco minutos:
2-1, 5-3, 8-4, 9-7, 11-9 y 13-11.
15-12, 19-15, 22-17, 26-19, 28-21 y 32-22.
Al 3-1 en el minuto cinco respondió de nuevo Raúl Maide con un gol en el que se buscó muy bien el hueco para el lanzamiento, pero al equipo le faltaban ideas en ataque y en defensa sufría mucho ante la velocidad exhibida por su rival, que jugaba gustoso a la carrera y se apuntaba una máxima reseñable con el 7-3 en el once tras goles de Povedano y Alberto Ruíz. La seis cero local seguía muy contundente y en ataque el 8-4 lo hacía Morales de nuevo con mucho esfuerzo tras un segundo siete metros transformado. Los ´´Guerreros de Viriato´´ no encontraban la manera y cuando el 9-4 subió al luminoso al cuarto de hora el entrenador visitante Leo Álvarez paró el juego con un tiempo muerto.
Un parón que funcionó porque de vuelta al juego el siete burgalés jugó con mucha mayor fluidez en ataque y aprovechando perfecto una superioridad encadenó una buena racha de 0-4 en apenas cinco minutos de juego que dejaba el resultado muy apretado, 9-8. En los últimos diez minutos el encuentro fue mucho más táctico, más pausado y con los dos equipos tomando menos riesgos. Así más allá de dos rápidos latigazos del especialista local Jesús Morales para colocar el 11-8 el partido estaría más igualado que nunca con los zamoranos consiguiendo mejorar en las transiciones, 11-10 a falta de cuatro. Sin embargo los últimos compases de los de Leo Álvarez no fueron del todo buenos y los palmeños no pudieron igualar, un aspecto que se antojaba fundamental en lo anímico, y se marcharon al descanso dos abajo con un final no exento de polémica, 13-11.
La segunda se reinició de forma parecida al final de la primera y una vez más el local Jesús Morales se convirtió en protagonista con sus goles, 16-12 en el minuto cinco. Los pupilos del técnico local Víctor Montesinos no renunciaban a correr todo lo posible y eso seguía generando muchos problemas a un Zamora que no conseguía replegarse a tiempo con el orden necesario. Pero el problema más grave no era ese, el contratiempo más importante residía en el ataque, donde todo costaba horrores y sólo Ramiro Martínez parecía poder tirar del carro, 18-15 antes del diez. Aunque a todas luces eso parecía insuficiente, porque en los siguientes minutos todo se agravó y la dureza de la defensa local solventaba con relativa facilidad los retos, máxima con el 21-15 en el doce.
Ahora contra las cuerdas, tras el nuevo tiempo muerto visitante el juego se endureció mucho más y ambas escuadras recibieron exclusiones. Pero estaba claro que cuanto más se calentara el duelo y hubiera más tensión todo sería más favorable a los anfitriones. Aupados por su público y buscando la contra a la menor oportunidad el  ARS Palma del Rio prácticamente daría la puntilla al resultado, 26-18 en el veinte, porque de ahí a la conclusión y por más que lo intentaron los zamoranos ya no habría una pelea en igualdad de condiciones y los de Víctor Montesinos lo tuvieron sencillo para sumar el triunfo.
Crónica de La Opinión El Correo de Zamora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario