.

.

domingo, 27 de enero de 2019

EL MMT SEGUROS ROMPE EL MALEFICIO

Los zamoranos volvieron a ganar lejos del pabellón Ángel Nieto, en este caso en casa del Sant Marti.


Sant Martí Adrianenc 23 (9) - MMT Seguros Zamora 30 (13)
Sant Martí Adrianenc: Guzman (p), Lopez (1), Guerrero (1), Camats (1), Miguel Torres, Victor Torres (7), Eguino (1), Laliga (2),Alejandro (1), Martinez, Cisneros (4), Pol (2), Cerezo, Romero (3), Esparza y Zorita.
MMT Seguros Zamora: Barrientos (p), Ceballos (1), Abalos (1), Fernando, Octavio (9), Petter (1), Posado (p), Iñaki (1), Guille (1), Ramiro (4), Jaime (1), Dalmau (2), Adrian (5), Cubillas (3), Magariño y Raul (1).
Árbitros: Raul Escoda y Oriol Alvarez.
Parciales cada cinco minutos:
2-2, 3-3, 4-5, 5-7, 6-10, 9-13.
9-15, 12-17, 17-20, 19-22, 21-25 y 23-30.

El MMT Seguros Zamora rompió ayer el maleficio y logró una trabajada victoria a domicilio al doblegar al siempre peleón Sant Martí Adrianenc, sobre todo cuando juega en La Verneda ante su grada. La primera parte del enfrentamiento resultó muy igualada y de pocos goles, pero cuando los zamoranos, que recuperaron a sus internacionales Barrientos, Ramiro y Ceballos, mejoraron sus prestaciones en ataque agarraron una renta de cuatro goles al descanso muy valiosa. En la segunda mitad la seis cero pistacho siguió brillando propiciando que su rival no pudiera volver a equilibrar el resultado, para finalmente en la parte postrera del choque conseguir ampliar la renta.
Nadie consiguió anotar en sus primeros ataques hasta que superado el minuto dos anotaba Octavio gracias a un siete metros. El empate de los catalanes llegaría en la respuesta siguiente, también desde los siete metros con Víctor Torres. Una vez vieron puerta ambos conjuntos se soltaron más en ataque, los visitantes haciendo daño con Jaime González desde el extremo y los locales consiguiendo encontrar el camino central, 3-3 en el siete tras otro siete metros de Torres. Los pistachos estaban defendiendo bien y atacando con bastante fluidez, aunque ya habían marrado dos contras solos ante el portero y habían perdido alguna pelota increíble.
En la siguiente fase el equipo sólo encontró la precisión en la finalización en las muñecas de Octavio, de hecho hubo otro par de errores a bocajarro en sendas contras y uno de ellos de nuevo imperdonable porque el lanzamiento ni cogió palos. Pero así y todo el BM Zamora tenía maniatado a su oponente y el marcador seguía siendo favorable, 4-6 superado el cuarto de hora. Ahora los violetas estaban totalmente atascados, seis minutos sin marcar gol, pero los zamoranos seguían sin sacarle todo el partido.
La primera exclusión del encuentro, en el veinte a Marc Abalos, pareció aguijonear al equipo de Leo Álvarez que en inferioridad mantuvo el buen nivel defensivo con su rocosa seis cero y buenas intervenciones de la portería, pero en ataque, además, jugó mejor que nunca.
Al menos lo hizo con mucha más pegada pues de la mano de un enchufado Adrián Prieto consiguió sumar un parcial de 0-4 que los catalanes no fueron capaces de frenar ni con un tiempo muerto, 6-11 a falta de cuatro para el descanso. De ahí al final el choque se aceleró mucho más que lo visto anteriormente, con constantes idas y vueltas, pero el MMT Seguros supo entrar en el intercambio de golpes y no fue penalizado. Al receso 9-13.
En el reinicio el BM Zamora, incluso en superioridad, tardaría casi cuatro minutos en anotar gol, pero cuando lo consiguió sumaría un parcial de 0-3 que suponía todo un mazazo para un conjunto catalán insolvente ante la seis cero rival y que se veía también pillado a la contra, 9-16 en el seis. Una exclusión a Abalos y el siete metros transformado por Torres reanimaron a un Sant Martí Adrianenc que recuperaría algo de terreno, 13-17 también gracias a otra exclusión a Dalmau y otro siete metros de Torres. Los catalanes peleaban todas las pelotas y el choque se animaba por momentos, pero Zamora atacaba bien sin portero y Adrián y Octavio cogieron la responsabilidad ofensiva para no perder comba, 15-19 en le doce y tiempo muerto de Leo Álvarez.
De vuelta al juego todo cambiaría. Lo primero que pasó fue una pérdida amarilla más contra catalana y lo segundo una exclusión local más siete metros de Adrián, pero después y contra todo pronóstico el Sant Martí Adrianenc sumó atacando en inferioridad y eso, más alguna gran parada y más errores no forzados visitantes, le dieron las fuerzas para encontrar el camino del gol y sumar un parcial de 3-0 que suponían el 19-20 superado el ecuador con Torres marcando otro siete metros. Los Guerreros de Viriato necesitaban recuperar la consistencia defensiva y lo conseguiría en la siguiente fase después de un golazo de Cubillas, jugando en inferioridad numérica un rato y con Barrientos aportando más que nunca. Eso más un gran juego ofensivo por los extremos, atacando sin portero o con él, o la exclusión de Álex Rodríguez por no dejar en juego el cuero; propiciaron que el Zamora retornara a la senda del buen juego y se apuntase un parcial de 1-5 que se antojaba como decisivo, 20-25 a falta de seis.
De ahí a la conclusión y aunque el BM Zamora pudo sentenciar mucho antes, el partido apenas si tendría historia, pues los catalanes se encontraban contra las cuerdas y obligados a tomar todo tipo de riesgos acabaron siendo presa fácil para un equipo pistacho que nuevamente supo jugar bien en el intercambio de golpes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario