.

.

lunes, 23 de abril de 2018

UNA DERROTA BASTANTE DIGNA

El MMT Seguros, que cae al último puesto de la tabla, da buena imagen frente a un FC Barcelona que dejó el partido visto para sentencia al descanso.

    Foto cedida por zamora24horas.com

MMT Seguros Zamora 23 (6) - F.C. Barcelona Lassa 36 (16).
MMT Seguros Zamora: Ceballos, Abalos, Fernando, Ander Iriarte (4), Peli, Octavio (5), Jortos (8), Calle (p), Magariño (1), Posado (p), Iñaki (1), Sandin, Guille (2), Mouriño (2), Jaime y Cangiani.
F.C. Barcelona Lassa: Perez de Vargas (p), Victor Tomas (2), Sorhaindo (1), Anderson (2), Ristovski, Aitor Ariño (3), Rivera (2), N´Guessan (5), Syprzak (5), Alexis (2), Dolenec (7), Viran Morros, Lenne (6), Palmarsson, Aleix (1) y Jallouz.
Árbitros: Antonio Martin Franco y Jose Luis Fernandez.
Parciales cada cinco minutos:
0-2, 2-4, 2-7, 4-10, 5-12 y 6- 16.
10-21, 12-24, 14-27, 16-30, 19-33 y 23-36.

El MMT Seguros firmó ayer una más que digna actuación frente al FC Barcelona, el mejor equipo del país en lo que a balonmano se refiere. Un adversario de tremenda calidad que exhibió su superioridad sobre los zamoranos al vencer por 23-36 en una contienda en la que los locales fueron de menos a más.
Con el pasillo al reciente campeón y las presentaciones de ambos conjuntos como preámbulo del choque arrancó una contienda en la que la principal misión del MMT Seguros era saltar con intensidad a la pista. Jugar de tú a tú durante el máximo tiempo posible frente al "todopoderoso" FC Barcelona y ensayar así de cara los tres trascendentales encuentros que le restan esta temporada. Nadie esperaba otra cosa que no fuera un claro triunfo blaugrana, más aún cuando los de Pascual habían sucumbido por primera vez en liga la pasada semana tras cinco años de casi impoluta trayectoria. Y, por ello, nadie tampoco se llevó las manos a la cabeza al ver como en la primera parte el partido quedaba visto para sentencia.
El MMT Seguros fue capaz de plantear problemas a s rival durante los primeros diez minutos de partido, aunque siempre fueran los visitantes los que llevaran la batuta del choque. Fue el único tramo con cortas diferencias en el tanteo, pues a pesar de la rocosa defensa blaugrana o del talento de Dolenec o Ariño a la hora de anotar, el MMT Seguros ofrecía batalla. Eso sí, poca, ya que Ristovski fue un muro prácticamente insalvable. Únicamente Octavio, con el 1-2, y Guille, casi cinco minutos después, anotaron los goles de un cuadro de Viriato con buen juego pero nada de acierto (2-5, m. 10).
Fue aparecer con frecuencia la figura del meta visitante y desnivelarse el partido. Cada parada hundía un poco más a la ofensiva zamorana, inferior físicamente y poco rápida para superar a Viran Morros o N´Guessan. Además, el flanco derecho del ataque blaugrana era demoledor.
El FC Barcelona, que defendió sin sanciones durante el primer cuarto de hora, aumentó de golpe su renta y forzó el tiempo muerto de García Valiente (2-7, m. 13). El futuro campeón se exhibía y el MMT Seguros carecía del ánimo de otras veces.
Del tiempo muerto regresó el MMT Seguros con energía y volvió a ver portería gracias a un gran lanzamiento exterior de Ander Iriarte tras marrar un siete metros Ceballos. El vasco revolucionó a los suyos partiendo desde el banquillo. Se mostró agresivo, valiente en el tiro, acertado y rápido a la hora de mover el balón en beneficio de sus compañeros. Sus acciones contagiaron a Octavio y a Mouriño, al que los colegiados anularon su primer gol.
Con 4-10, gracias a un gran tanto de Gastón, se iniciaba el tramo final de la primera parte. Un desenlace muy adverso para un MMT Seguros que se estrelló contra Ristovski (66% de acierto al descanso), mientras que atrás era incapaz de contener la calidad blaugrana pese a que Calle y Posado intuyeran muchos de los lanzamientos rivales. Un guión, el previsto con todos, que acabó con un contundente 6-16 en favor del FC Barcelona al paso por vestuarios. Un marcador que dejaba el choque sentenciado.
Olía a paliza seria pero, el descanso, alteró el guión establecido. Quizá porque el luminoso hizo aflorar el orgullo pistacho o porque con todo a favor, el Barça bajó varias marchas pero el partido cambió por completo y la grada comenzó a disfrutar de los suyos.
Aprovechando esa falta de tensión blaugrana, el MMT Seguros volvió a pista con Iriarte y Jortos tratando de reducir diferencias a base de goles que llegaban por el buen juego zamorano. Los locales estaban haciendo un buen partido pero, viendo puerta, subieron su nota final.
El FC Barcelona mantuvo su renta con lanzamiento exterior, a base de trallazos de Dolenec o N´Guessan, pero por momentos el parcial del segundo acto fue favorable a los locales. Con Mou, Abalós y Octavio marcando con frecuencia, liderados por un Jortos que tiró de repertorio para fastidiar el porcentaje a Ristovski.
Al final, con golazos por parte de unos y otros, la parroquia pistacho tuvo por fin la fiesta que quería. Un partido en el que el MMT Seguros no se achantaba y daba réplica al mejor equipo del país, cuyos jugadores hacían gala -sin exprimirse- de su calidad. Un intercambio de goles que condujo al 23-36 final, tanteo que redondeó el canterano Maga con su primer gol en Liga Asobal.  Una derrota, sí; pero muy digna. Lo suficiente como para seguir soñando.
Crónica de Carlos Toyos en La Opinión El Correo de Zamora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario